Categoría: Residencial
VILLA IRACI

MISTERBIANCO (CT) - ITALIA

Share this page on

120x60 Michelangelo Statuario Pulido

Año: 2005
Metros Cuadrados: 80
Arquitectos: Arch. Antonio Iraci
Estudio: Studio Archline

Situada en el casco antiguo de Misterbianco, cerca de Catania, esta villa en esquina se desarrolla en dos niveles. Se presenta como un volumen en forma de "ele" compacto y tupido hacia el exterior y abierto hacia adentro gracias a una amplia vidriera de doble altura. Ciudad y patio, fuera y dentro, público y privado. "Un mundo dentro el mundo" fruto de un precioso modus vivendi típico de la cultura arabo-siciliana. Es evidente el hábil juego de la luz, sobre todo en la perspectiva entre exterior e interior y viceversa. El exterior se caracteriza por el racional uso de los materiales: enlucido blanco, piedra basáltica, madera y acero. En el interior, en el patio, los blancos volúmenes dialogan entre sí y la madera y el césped brindan calidez. La luz se refleja, se absorbe, se filtra. Uno de los puntos fundamentales del proyecto es la continuidad visual y material del espacio en la luz. El patio es como una "habitación a cielo abierto" alrededor del cual, giran los ambientes y las personas. Desde este, pasando a través de la vegetación, se accede a una sauna subiendo una escalera interna cuyos escalones parecen estar suspendidos. En la planta baja, que se caracteriza por una gran fluidez de espacios debido a la ausencia de puertas, se alternan decoraciones de alto design con muebles realizados por expertos ebanistas. Un gran mueble negro hace de telón de fondo al comedor. La cocina, centro de la vivienda, se caracteriza por un juego de volúmenes complejo. Este ambiente se comunica con el exterior a través de una amplia vitrina que pareciera anular los confines con el interior. Sobre el pavimento, el candor de un acabado de resina blanca brillante. Los dos pisos de la casa se conectan mediante una escalera que lleva a los dormitorios, reservada y relajante gracias a la madera, que pone en evidencia partes del amueblado y cristal opalizado que garantiza discreción pero al mismo tiempo permite el paso de la luz natural y artificial. Nada ha sido librado al azar, como lo demuestran el cuidado de los detalles y la elección de los materiales. La casa se trasforma en un reparo de bienestar. Extraído de D'Architettura n°29


Solicitación de informaciones

Nuestra web utiliza cookies para garantizarte una experiencia de navegación mejor.
Si deseas más información sobre las cookies y sobre cómo configurar su activación en el navegador, lee nuestra Política sobre Cookies.