Categoría: Espacios públicos
LE BEFANE MULTIPLEX

RIMINI - ITALIA

Share this page on

60x60 Diamond Black Pulido

Año: 2005
Metros Cuadrados: 2400
Arquitectos: Arch. Simonetti - Arch. Villani
Estudio: Studio Simonetti Associati

Las sombras y el sueño. Natural evolución de aquellos que Brunetta define como el paisaje de las barracas a las catedrales, los cines multisalas están llevando a extremis consecuencias al proceso de sustitución de los tradicionales ambientes históricos. De esta manera, junto a los grandes complejos comerciales, a los parques temáticos, a los outlet u a otros imanes del consumo de mercancías materiales e inmateriales, se han agregado desde hace un par de decenios en los Estados Unidos y en algunos países europeos y sólo recientemente en Italia, los múltiplex, última mutación del sitio dedicado al espectáculo cinematográfico. Un tipo de espectáculo que no sólo apunta a la multiplicación de las salas de proyección, sino a una verdadera modificación del evento fílmico integrado por el consumo comercial y otras actividades de tipo lúdico. Una transformación que aún invistiendo un valor social, simbólico del cine, la misma función urbana que asumen los cines propiamente dichos, ha dado origen muy a menudo a una suerte de no-lugares, exentos de forma arquitectónica, grandes "... cajas vacías, recipientes modulares, cubos gruesos llenos de sillas o butacas según el viejo esquema repetido hasta el infinito en el espacio y en el tiempo". Hasta hoy, tanto si se trataba de nickel-odeon, de un cine-teatro o de una de nuestras pequeñas salas de pueblo, llamados Astra, Lux, Fulgor, Splendor, Magic, existía un nexo entre el cinematógrafo y el entorno urbano. Ubicado al margen de las zonas metropolitanas, a lo largo de las directrices y los ejes de las redes infraestructurales regionales, capaz de modificar por lo tanto los mismos flujos de movilidad, aquel cinematógrafo, que era un servicio fundamental para el lugar donde se vivía, casi como una ramificación de la misma casa, donde el barrio medía su nivel de acuerdo al número y la ubicación de las salas, no existe más. La colocación topográfica se ha ausentado. Es esperable por lo tanto que el gran foyer, el interior artificial protegido climáticamente por el múltiplex haya sustituido la fachada como instrumento de comunicación: el anonimato del contenedor y la ausencia de un reverso, han permitido que el foyer se transformara, de una suerte de prado de la feria dónde las casetas que hospedaban la campesina lista, la criada procaz, pero también el buey marino, los barcos aéreos, los blancos, las adivinas, en fin, aquel montón de maravillas que animaban las ferias de pueblo de los principios del novecientos, en los contenedores de los apetitos, gastronómicos o no, de los modernos "moviegoers". Y tal como las fachadas de aquellas barracas no poseían ni un ángulo que no estuviese ocupado por una inscripción, por una figura pintada, por bombillas o por bajorrelieves, así los recorridos de paso terminan por "revestir" un papel determinante en la comunicación social. Una metáfora proyectual que se desarrolla alrededor del tema de la "luz", con la que se representa, como en el kinetoscopio edisoniano, el mundo del cine. La película considerada como proyección de luz, se interpreta metafóricamente por las múltiples y variadas fuentes luminosas de la galería: Luces color pastel que cambian de color detrás de las paredes luminosas revestidas por elementos espejantes, luces difusas provenientes de los cortes suaves y simétricos del contratecho oscuro, intensa luz púrpura en las texturas transparentes del mostrador que circunda el perímetro oval del bar. Este divertissement es amplificado por el nítido reflejo en el pavimento negro, de Diamond Black 60x60 alisado de la colección GeoDiamond de GranitiFiandre S.p.A, el que brillando, pareciera un espejo de agua en el que flotan muebles y personas acompasando y animando el recorrido de las salas. La decoración de la entrada, la de los interiores de los baños así como también la señalética, se enriquecen gracias al uso de materiales inusuales y divertidos. La señalética, en su forma "Xlarge", es mucho más que un elemento de comunicación: se transforma en parte del ambiente y su arquitectura. En el autoservicio y en las cajas, ubicadas antes de la entrada del multisalas, se ha querido brindar una imagen diferente, más ingeniosa y resplandeciente, en armonía sin embargo con el leit-motive de la galería. Aquí la luz, más intensa, cargada, cálida, virada hacia las tonalidades naranjas, se contrapone a los elaborados contratechos de estrella blancos y al calado ondulado y metálico de las paredes. Una gran abertura revestida de mosaicos traspasa la gruesa pared que permite ver desde el interior del autoservicio ... en cuyo perímetro se han recreado cavidades de ventas de snack, bebidas y caramelos como un inusual escaparate. Y también gracias a la decoración de estos corredores sin luz, de estos vestíbulos, de estos antros, que parafraseando a Yourcenar : " seguimos adquiriendo entradas, únicas intermediarias entre las sombras y el sueño. Antonello Boschi Extraído de Materia n°51 - DECORATIONS


Solicitación de informaciones

Nuestra web utiliza cookies para garantizarte una experiencia de navegación mejor.
Si deseas más información sobre las cookies y sobre cómo configurar su activación en el navegador, lee nuestra Política sobre Cookies.