Fachadas ventiladas
Capas funcionales

DESCUBRA
Share this page on

FACHADA VENTILADA MULTICAPA
La fachada ventilada es un sistema articulado, por lo que, a la hora de elegir su utilización, deberán conocerse las características de las distintas capas funcionales que la componen, analizando aspectos y requisitos de:

  • Revestimiento o paramento exterior;
  • Estructura de fijación;
  • Espacio intermedio de aire;
  • Capa aislante;
  • Muro perimetral o muro cortina;
  • Elementos de fijación.

De algunos elementos habrá que analizar con detenimiento sus ventajas y prestaciones, mientras que de otros, lo que no significa que sean de menor importancia, bastará con tener una breve descripción.

EL REVESTIMIENTO O PARAMENTO EXTERIOR

El Sistema Granitech para la aplicación de losas de cerámica técnica, en lugares en que pareciera impensable hace sólo unos años, nace de la combinación de la tecnología aplicada a los materiales GranitiFiandre y del continuo desarrollo de su ingeniería. Para obtener los mejores resultados estéticos y cualitativos, habrá que empezar justamente por la elección de los materiales a utilizar, puesto que lo que valoriza mayormente el edificio es el revestimiento exterior.

Su función consiste, efectivamente, en caracterizar la estética del edificio, así como proteger su estructura de albañilería de los agentes atmosféricos-contaminantes y contribuir a obtener los mejores resultados. Todas las losas llevan encolada en su parte posterior una malla de 5x5 mm de fibra de vidrio con función de seguridad, que, en caso de que se rompa la losa, retiene en su posición los fragmentos a la espera de ser sustituida.

He aquí las características técnicas que deben tener los materiales aplicados a una fachada ventilada:

  • elevada resistencia mecánica;
  • elevada resistencia al choque térmico;
  • reducida absorción de agua;
  • incombustibilidad
  • estabilidad de los colores a la luz solar;
  • resistencia a los ataques químicos y a la contaminación;
  • ligeros y fáciles de utilizar;
  • reducido mantenimiento

El gres porcelánico o cerámica técnica posee todas las características que lo hacen mejor, desde un punto de vista técnico, que los materiales de cantera, clasificándose como uno de los materiales más apropiados para el revestimiento de las fachadas ventiladas.
En efecto, el reducido peso de las losas de cerámica técnica, respecto a las de cantera, permite no recargar el edificio, sobre todo si se trata de remodelaciones, garantizando la máxima resistencia a la corrosión por exposición a los agentes atmosféricos.

El principio proyectual de la fachada ventilada radica en la autonomía estática de cada una de las losas del paramento y en la eliminación del mortero de fijación.
Al no quedar directamente adherida al soporte estructural, la losa de revestimiento puede dilatarse libremente según su coeficiente de dilatación, independientemente de los movimientos del soporte estructural, y seguir, además, los asentamientos y las oscilaciones del edificio gracias al grado de elasticidad de las fijaciones.
La absorción de los movimientos requiere que las juntas sean de dimensiones correctas y consientan desplazamientos y dilataciones sin que las losas interfieran entre sí.
La junta no es otra cosa que el espacio que separa las losas y su función es la de permitir el movimiento de las mismas debido por las dilataciones térmicas del sistema y a los movimientos elásticos. Las juntas varían de 4 a 8 mm, en función de la dimensión de las losas, de la altura del piso del edificio y de la estructura utilizada.

Solicitación de informaciones

Nuestra web utiliza cookies para garantizarte una experiencia de navegación mejor.
Si deseas más información sobre las cookies y sobre cómo configurar su activación en el navegador, lee nuestra Política sobre Cookies.